¿Qué planear para que tu Navidad sea grandiosa y no un desastre?

Para muchas personas la Navidad es una fecha muy significativa e importante, porque implica convivencia con la familia, con los amigos, con los compañeros de trabajo y también porque se presta para reflexionar acerca de temas muy profundos como el sentido de vida.

Sin embargo, no siempre nos la pasamos bien, es común que pasadas las fiestas pensemos: “esperaba más”, “las cosas no salieron como yo quería”, “ahora hay que regresar a la rutina”, “no me siento feliz”.

Para no caer en esta desolación post Navideña hay mucho que podemos hacer, cosas que desde ahorita podemos tomar en cuenta para que todo salga mejor y no nos preocupemos por nuestro estado de ánimo hasta el momento en el que la desolación ya llegó.

Aquí te dejo algunas recomendaciones:

1.- Baja la expectativa. Si llegamos a la Navidad con la idea de que toda la vida va a cambiar, que vamos a vivir experiencias cumbre tipo Disneylandia, que esta vez sí nos reconciliaremos con esa prima con la que tenemos problemas o que ese tío esta vez sí va a traer una buena actitud… ¡podemos decepcionarnos! No es que no puedan pasar cosas grandiosas en esta época, pero la verdad es que a veces exageramos con la idea romántica de la Navidad y con todo lo que nos puede suceder.

2.- Agradece. Agradecer es la contraparte de las expectativas, porque solo podemos agradecer lo que ya tenemos, no lo que deseamos y aún no sucede. Esto nos contacta con una sensación de abundancia y valía personal. Podemos agradecer la compañía, la comida, la bebida, las oportunidades, la posibilidad de viajar, la dicha de estar sanos, etc. También puede ser un buen momento para agradecer a las personas que nos han apoyado durante el año, puedes hacer una carta de gratitud o simplemente mandar un mensaje de texto a esas personas que te importan.

3.- Revisa cómo te la quieres pasar. A pesar de todos los contratiempos y momentos adversos que pueden ocurrir en Navidad, hay que reconocer que nosotros tenemos mucho poder para decidir cómo nos la queremos pasar en estas fechas. Decía Víctor Frankl: “Cuando no eres capaz de cambiar una situación, estás desafiado a cambiarte a ti mismo”. Y el primer paso para hacer esto sería preguntarnos: ¿cómo quiero “ser” en Navidad? Quiero ser una persona propositiva, paciente, amorosa o serena. Y claro, si vienen momentos desagradables, lo mejor que podemos hacer es darnos el permiso para ser humanos y experimentar las emociones desagradables, pero con reloj, con tiempo de inicio y de finalización. Recuerda, el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional. Hay mucho que puedes hacer para decidir cómo quieres ser en estas fechas y ojo: ¡qué se note eso que has elegido!

4.- Planea y ejecuta. Otra cosa muy importante es planear momentos y experiencias agradables, no solo pensar en el vestido que nos pondremos para esa fiesta o en la comida que vamos a preparar, sino también en qué vamos a hacer en esa fecha: jugar un juego de mesa, improvisar un karaoke, armar la bailada, en fin, hay muchas cosas que podemos hacer. Aquí te dejo la liga al programa “Descúbrete feliz” que conduje junto con mi querida “Clemen” donde un DJ nos habla sobre qué música podemos poner en Navidad: http://www.noticiasmvs.com/#!/podcasts/descubrete-feliz/sabado-03-de-diciembre-2016-programa-completo-972

Pensar en este tipo de detalles puede hacer la diferencia entre una Navidad cualquiera y una Navidad muy divertida.

5.- Escribe. Finalmente, hay que tomar nota de todos los momentos agradables que pasamos durante estas fechas, no dejemos a la memoria esta tarea, porque como ya hemos platicado en otros momentos, el sesgo de negatividad (la importancia que le damos a los momentos negativos o desagradables) puede jugar en nuestra contra.

Estas son algunas de las recomendaciones, ahora sí, para finalizar: ¡feliz Navidad!

 

Alejandra López

https://www.facebook.com/alejandralopezmx/

Share this:
Facebook Comments

Alejandra López

Directora del Instituto del Desarrollo Óptimo. Ale lleva más de 8 años ayudando a las personas y organizaciones a desarrollar su potencial. Es pionera en México en aterrizar la Ciencia del Bienestar a entrenamientos profesionales, cursos para empresas y público en general. Su meta de vida es transformar el mundo a partir de la educación. Dentro de sus estudios se encuentran: Ciencias de la Educación, Ciencias de la Felicidad, Psicoterapia Humanista, Sexualidad Humana y Educación para el Desarrollo. Aunque es apasionada de la ciencia, Ale ha encontrado en disciplinas artísticas como el Clown y la Improvisación Teatral, recursos concretos que ayudan al autoconocimiento y la confianza personal. Su línea de interés y de investigación es la autenticidad, todo aquello que nos lleva a ser nosotros mismos; cree que ese es el camino de la felicidad.

Sin respuesta para "¿Qué planear para que tu Navidad sea grandiosa y no un desastre?"

    Deja un comentario