No creas lo que un hombre dice… solo observa lo que hace.

Qué tanto de verdad hay detrás de la frase “no creas lo que los hombres dicen”

Por Fernando Álvarez Vázquez

Tal vez es una frase muy clásica de las abuelitas y las mamás que daban consejos a sus hijas y nietas,
y si bien es cierto que puede parecer una frase trillada y estereotipada, hasta cierto punto lleva mucho de verdad.

Últimamente pacientes y amigas se han acercado a mí para contarme las vicisitudes por las que están atravesando con sus respectivos galanes
y la mayoría de sus quejas es que estos les prometen la luna y las estrellas, hablan muy bonito, pero a la hora de la hora “puro jarabe de pico”,
como decía mi madre, ya que hacen cosas muy distintas a la famosa promesa del “amor eterno”.

 

 

La frase “no creas lo que un hombre dice…”, tendría que complementarse con “… solo observa lo que hace”.
Por ejemplo, si tu galán te dice “Cariño, eres el amor de mi vida, te extraño mucho”, pero nunca o muy pocas veces te busca para estar contigo,
o casi nunca te manda mensajes o de plano no le interesa lo que haces, lo que piensas, lo que sientes, tus ilusiones y anhelos, reflexiona: ¿qué tendrá más peso, sus palabras o sus acciones?

 

 

Tal vez podrías justificarlo (porque cuando estamos enamorados todo lo justificamos) diciendo que es un hombre muy callado y tímido,
y tal vez tengas razón, pero recuerda la regla de oro “solo observa lo que hace”, sus acciones dicen más que mil palabras.
Si aun siendo callado te manda mensajitos, regalitos, pequeños detalles y quiere estar contigo, ¡súper!, es muy buena señal.

Pero si además de ser callado no muestra ninguna acción de interés por tu persona, solo quiere de ti sexo, cosas materiales
o un consuelo para sus momentos de soledad, entonces pregúntate si es eso realmente lo que deseas para tu vida.
Lo mismo puede ser un gran conversador, pero si sus acciones no demuestran que quiere estar contigo, sus palabras salen sobrando.

 

 

 

¿Qué nos pasa a los hombres con nuestras palabras?

Que nos las pasamos por el arco del triunfo. Así es, para las mujeres hablar tiene un significado muy distinto que para los hombres,
para ellas es una inversión profunda de energía y compromiso, ya que su palabra tiene un gran peso en sus acciones.
En cambio a los hombres nos han enseñado desde pequeños a ser grandes actores para conseguir lo que buscamos,
sin importar que pisoteemos nuestras palabras cual plaga de cucarachas en nuestra cocina.

Si por ejemplo, llevas un año de relación con un hombre casado, pero que no ha dejado a su mujer, prometiéndote que algún día la va a dejar para estar contigo,
así contundentemente te digo que no lo va a hacer, porque son sus acciones lo que en realidad hablan de sus más profundos deseos.

¿Qué hacer?, ¿hablar con él? No, porque seguramente ya lo has hecho decenas de veces y te ha prometido dejar la relación y estar contigo.
Pero la realidad es que nunca va a suceder, ya que se siente muy cómodo gozando todos los privilegios en ambos lados.

Entonces, ¿cuál es el camino? Empieza por hacer cosas para ti misma, sal con tus amigas, ponte bien guapa, arréglate para ti,
sí como lo escuchaste (o más bien lo leíste), ¡para ti!, porque desde pequeñas les enseñaron a complacer y verse bien para nosotros los hombres,
pero si empiezas a hacer las cosas para ti, habrá un profundo cambio de percepción, donde tú serás la dueña de tu propia luz atrayendo
a un hombre que quiera realmente estar contigo demostrándotelo con ¡sus acciones, no solo con sus palabras!

 

 

Fernando Álvarez Vázquez

Psicoterapeuta y sexólogo

www.sabiduriasexual.com

sabiduriasexual@gmail.com

fersabiduriasexual@gmail.com

Facebook:  SABIDURÍA SEXUAL

Twitter: SABIDURÍA SEXUAL

Teléfonos de nuestra clínica SABIDURÍA EMOCIONAL:

Cel.: 55-2392-7593 y tel. 5831-6170

Share this:
Facebook Comments

Related Post

Sin respuesta para "No creas lo que un hombre dice... solo observa lo que hace."

    Deja un comentario