Más allá de la emoción

En un curso de verano, poco antes de iniciar el nuevo año académico, un joven adolescente muy triste y angustiado se acerca a su entrenador para decirle:

“Ya no podré asistir a la escuela; no sé qué pasará porque se avecina un período de problemas familiares y no creo poder seguir adelante”.

Esta escena, de la que fui testigo de manera incidental, llamó mucho mi atención y varias preguntas y reflexiones llegaron a mi mente. En primer término, pensé que el Sistema Educativo en México, así como el Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA), están enfocados principalmente a resultados de aprendizajes en matemáticas, comprensión lectora y ciencias, entre otros temas, ligados a un conjunto de “competencias para la vida” que permiten a los jóvenes desarrollarse como personas productivas; sin embargo, aún no se han integrado a los programas competencias emocionales necesarias para tener un sistema integral que dé solución a circunstancias reales a las que se pueden enfrentar los jóvenes, como la de la escena que relaté. Algunas de las interrogantes que me embargaron y que quiero compartirles, son: ¿Dónde queda la educación emocional?, ¿Cuáles son las consecuencias de no conocerla? ¿Quién es responsable de educar emocionalmente a los jóvenes?

Sin un conocimiento y entrenamiento adecuado en educación emocional, muchos jóvenes estudiantes se encuentran incapacitados para superar de forma exitosa los posibles retos que enfrentan. Al respecto, Daniel Goleman, en su libro La Inteligencia Emocional, menciona que (en tiempos de crisis) los jóvenes adolescentes pueden presentar un desempeño emocional más pobre, que se ve reflejado en los siguientes aspectos:

Aislamiento o conducta antisocial: preferencia por estar solo, tendencia a ser más reservado, mal humor extremo, pérdida de energía, sentimiento de infelicidad y dependencia exagerada.

Ansiedad y depresión: diferentes miedos y preocupaciones, necesidad de ser perfecto, sensación de no ser amado y sentimientos de nerviosismo, tristeza y depresión.

Problemas de la atención o del pensamiento: incapacidad para prestar atención o permanecer quieto, actuación sin reflexión previa, nerviosismo excesivo que les impide concentrarse, pobre desempeño en las tareas escolares, así como incapacidad de tener sentimientos de empatía.

Agresividad, problemas familiares, sociales y delincuencia: vinculación con chicos que se involucran en conflictos, mentiras recurrentes, marcada tendencia a discutir, demanda de atención, destrucción de las propiedades de otro, desobediencia en el hogar y en la escuela, obstinación y capricho, exceso de charlatanería, actitud burlona y temperamento acalorado.

Goleman, menciona que cada uno de estos problemas considerados en forma aislada no provocan estupor (disminución de la actividad de las funciones intelectuales aunada a una apariencia de asombro e indiferencia), pero tomados en conjunto se convierten en un indicador o “barómetro de crisis”, “una nueva forma de toxicidad que se infiltra y envenena la experiencia misma de los jóvenes, provocando déficits candentes en sus aptitudes emocionales”.

Independientemente de la necesidad de que en el Sistema Escolar se incluyan estrategias que den posible solución a las necesidades de los jóvenes estudiantes, el principal compromiso se mantiene asociado a la paternidad, por lo que el éxito escolar dependerá en gran parte, de la supervisión y apoyo que puedan proporcionar los padres, tanto en los estudios como en el aspecto emocional.

El concepto de inteligencia emocional hace referencia a la capacidad que tiene una persona para manejar, entender, seleccionar y trabajar sus emociones y hacer frente a las de los demás con eficiencia, generando resultados positivos y desarrollando un conjunto de habilidades o competencias emocionales, entre las que destacan la valoración personal, el autocontrol, la empatía, la perseverancia, las habilidades sociales y la capacidad para motivarse a uno mismo.

La vía para la consecución de la inteligencia emocional no es otra que la educación emocional, definida como:Un proceso educativo, continuo y permanente, que pretende potenciar el desarrollo de las competencias emocionales como elemento esencial del desarrollo integral de la persona, con el objeto de capacitarle para la vida. Todo ello tiene como finalidad aumentar el bienestar personal y social.”(http://sentirypensar.aprenderapensar.net/2010/11/18/el-concepto-de-la-educacion-emocional/).

Citando las palabras de Goleman: “… las personas que pueden poner cierto orden en su vida emocional, libran batallas interiores para controlar aquellas emociones que sabotean su capacidad de concentrarse en el trabajo y de pensar con claridad”.

Hoy en día sabemos que en cualquier ámbito laboral no basta con la preparación académica y/o la experiencia, sino que se evalúan las competencias, es decir, los conocimientos, habilidades, aptitudes y actitudes para la vida (cómo nos manejamos con nosotros mismos, con los demás y con el entorno).

Lo anterior es determinante para directivos que tienen que decidir quién será contratado y quien no, a quién se retiene y a quién se deja ir, a quién se asciende y a quién se pasa por alto. Por ello, es importante integrar en nuestra formación y en la de nuestros jóvenes, la educación emocional. Tomemos conciencia de ello y de ser necesario busquemos ayuda y orientación para tener una mejor comprensión en el manejo de emociones, y para estar mejor capacitados ante cualquier situación adversa que se nos presente o que enfrenten nuestros jóvenes.

 

Lic. Ma. Teresa Domínguez
teresa.sion57@gmail.com

 

Referencias bibliográficas:

 ¿Qué es la competencia emocional?

http://www.eumed.net/tesis-doctorales/2012/lsb/que_es_competencia_emocional.html

Competencias emocionales

http://www.rafaelbisquerra.com/es/competencias-emocionales.html

Responsabilidad de los padres en el éxito escolar de sus hijos

http://maestrapetrallamas.blogspot.mx/2012/08/responsabilidad-de-los-padres-en-el.html

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

http://www.alvarotineo.com/articulos/inteligencia-emocional

Definición de inteligencia emocional

http://definicion.de/inteligencia-emocional/

Share this:

Related Post

Sin respuesta para "Más allá de la emoción"

    Deja un comentario