La sensibilidad al gluten es más común de lo que te imaginas, conoce la sintomatología

No es lo mismo sensibilidad al gluten que enfermedad celiaca, sin embargo, ambas coinciden en muchos puntos.

La sensibilidad al gluten también conocida como enteropatía sensible al gluten o enteritis linfocítica, es una entidad clínica en la que se presentan síntomas digestivos o extradigestivos similares a los encontrados en la enfermedad celiaca, que mejoran cuando el gluten es retirado de la dieta, consiguiendo con ello una mejoría notable o una desaparición completa tanto de las molestias digestivas como de los variados síntomas extradigestivos asociados con ella.

No existen biomarcadores para su diagnóstico, diferencia principal con la enfermedad celiaca, la cual presenta anticuerpos positivos, marcadores genéticos o cambios histopatológicos compatibles con la enfermedad celiaca.

Existen evidencias de que la giladina (principal antígeno citotóxico del gluten) y los cereales que contienen gluten (trigo, centeno, cebada y todas sus variedades) pueden jugar un papel en el desarrollo de los síntomas gastrointestinales en pacientes con sensibilidad al gluten, pero no de los síntomas extra digestivos, ya que estos pueden depender de otras proteínas que estén unidas al gluten.

La sensibilidad al gluten, es el síndrome más común de los trastornos relacionados con el gluten.

Recientemente se ha producido un incremento muy notable en el consumo de alimentos sin gluten a nivel mundial. Cada vez más personas adoptan una dieta libre de gluten, sin un diagnóstico claro de enfermedad celiaca o de alergia al trigo. Ello se debe en parte a los claros beneficios que produce en muchos pacientes que presentan no solo frecuentes molestias digestivas, sino también varias enfermedades asociadas de diversos tipos.

Se ha encontrado, que en 6 de cada 10 pacientes la sintomatología digestiva es generada por la gran cantidad de trigo que consume. Pero, ¿qué siente el paciente que tiene sensibilidad al gluten?

La mayoría de los síntomas asociados con la sensibilidad al gluten son similares a los que se presentan en la enfermedad celiaca y pueden ser tanto digestivos como extradigestivos.

Los síntomas digestivos son los más frecuentemente encontrados en pacientes etiquetados de “síndrome del intestino irritable” (SII), con los que fácilmente se confunden. Estos pueden incluir dolor e inflamación abdominal o alteraciones en las evacuaciones, tanto en el sentido de diarrea como de estreñimiento.

Entre las manifestaciones extradigestivas, que pueden ser los únicos síntomas de la sensibilidad al gluten en ausencia de clínica digestiva, se incluyen diversos síntomas neurológicos, tales como cefaleas, hormigueos en manos o pies, dolores músculo-esqueléticos, ataxia, cansancio aumentado sin motivo aparente.

Es muy curioso que aproximadamente, el 35 % de los pacientes con sensibilidad al gluten sufren alguna intolerancia alimentaria asociada, principalmente a la intolerancia a la lactosa.

A continuación mostramos un listado lo más completo posible de los síntomas relacionados con la sensibilidad al gluten, los cuales pueden aparecer aislados o combinados:

DIGESTIVOS

Dolor abdominal 

Hinchazón fluctuante

Alivio con la expulsión de gases

Diarrea

Estreñimiento

Alternancia de diarrea con estreñimiento

Náuseas

Vómitos

Ardores de estómago 

Reflujo gastroesofágico

Intolerancia a la lactosa

Intolerancias alimentarias

EXTRADIGESTIVOS

Cefaleas y/o migrañas

Dolores músculo-esqueléticos generalizados

Cansancio aumentado

Mente “borrosa” o “nublada”

Hormigueos o adormecimientos en manos o pies

Debilidad muscular

Trastornos del sueño

Erupciones cutáneas con predominio de urticaria

Atopía

Alergias

Asma

Rinitis

Obesidad

Algunos casos de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

¿Qué hacemos para descartar una enfermedad celiaca?

En teoría, la separación entre un paciente celiaco de uno que presenta sensibilidad al gluten no celiaca es fácil, ya que el primero tiene la serología (los anticuerpos) positivos, los marcadores genéticos compatibles y cambios histológicos sugestivos de enfermedad celiaca.

Se debe realizar una cuidadosa historia clínica, incluyendo los antecedentes personales desde la temprana infancia del paciente, así como elaborando una completa historia familiar de enfermedad celiaca, trastornos digestivos y procesos autoinmunes, y una búsqueda de las enfermedades más frecuentemente asociadas a la celiaquía, tales como la rinitis crónica recurrente, dermatitis atómica, rash, etc.

¿Y qué debo hacer?

Ya que desgraciadamente nuestra dieta mexicana es rica en trigo y lácteos, el tratamiento de la sensibilidad al gluten es idéntico al de la enfermedad celíaca (EC), ya que en ambos casos existe una intolerancia permanente al gluten y aunque los mecanismos y las alteraciones inmunológicas parecen ser algo diferentes, ello no cambia para nada su abordaje terapéutico.

Así, el único tratamiento realmente eficaz es el seguimiento de una dieta sin gluten de forma estricta de por vida, sin efectuar transgresiones, para poder así conseguir una mejoría mantenida y eficaz, y prevenir la aparición de complicaciones asociadas.

La DSG debe basarse en la supresión de la alimentación de forma continua y permanente de todos los alimentos que contengan harina de trigo, centeno, cebada y avena, así como de los alimentos que en su preparación lleven algún tipo de estas harinas (rebozados, salsas, espesantes, etc.).

Las dos únicas harinas recomendadas son el maíz y el arroz, que no contienen gluten.

Se recomienda igualmente, el consumo de alimentos naturales y frescos que no contengan gluten: carnes, pescados, huevos, frutas, verduras y hortalizas, legumbres y los cereales que no tienen gluten (maíz, arroz, mijo y sorgo), combinándolos entre sí de forma variada y equilibrada.

Así que recuerda, no todo el cansancio es generado por alguna deficiencia alimenticia o exceso de trabajo. Uno de los principales factores para los trastornos digestivos es el exceso en el consumo de gluten.

Dr. Ricardo A. Reyes Díaz

Cardiología Preventiva

Centro Médico Palmas

Avenida de las Palmas 745

Colonia Lomas de Chapultepec

México, D.F.
Teléfono 5520 – 5058

Share this:
Facebook Comments

Sin respuesta para "La sensibilidad al gluten es más común de lo que te imaginas, conoce la sintomatología"

    Deja un comentario