5 miedos comunes que necesitas redefinir en tu vida

Esta es una práctica muy útil que te ayudará a darle un nuevo enfoque a aquello que te atormenta.

Aunque el miedo es nuestra emoción más primitiva, pues es esa energía que nos ayuda a luchar o huir cuando nos sentimos amenazados o en peligro, también forma parte de una construcción social donde de pronto puede ser difícil identificar si lo que estamos sintiendo es real o es solo producto de temores elaborados por nuestra mente, nuestras experiencias, la invasión auditiva y visual que vivimos hoy día, los significados que aprendimos de pequeños o una forma constante de estar a la defensiva para evitar ser lastimados.

Diferencias entre el miedo real y el imaginario:

a). El miedo real: Si tú te encuentras al borde de un acantilado, mirando hacia abajo, tu organismo inmediatamente te va a advertir que ahí puede haber peligro. Por lo tanto, tu cerebro activará adrenalina para que estés prevenido y acciones lo más pronto posible, es decir, funciona como una alerta. Esto es un miedo constructivo y útil: se trata de mantenerte con vida.

 

 

  1. b) .El miedo “imaginario”: Una vez pasado el peligro real, nuestro cerebro almacena esa información como algo súper útil, pues sabe que lo puede ocupar constructivamente en futuras ocasiones.

Sin embargo, con el pasar de nuestra evolución, las construcciones sociales y otros factores, los especialistas han investigado que existen 5 miedos constantes en nuestra mente y que estos, a pesar de variar entre una cultura y otra, están constantemente presentes en nuestra vida.

  1. Miedo a la soledad

Digamos que es un miedo “normal”, ya que evolucionamos dándonos cuenta de que en comunidad éramos más fuertes. Hoy, el significado de soledad tiene diferentes connotaciones. Se ha investigado que vivir o estar mucho tiempo a solas puede ocasionar sensación de aislamiento, lo cual a su vez provoca tristeza y/o depresión. Sin embargo, una soledad sana puede brindar mucho aprendizaje. Existen periodos en nuestra vida donde tal vez por diferentes circunstancias, pasemos por esta experiencia. Pero recuerda que todo, absolutamente todo está en constante cambio y movimiento.

 

Tip: Puedes aprovechar los momentos de soledad para:

  • Retomar alguna clase o actividad que sea sobre tus temas favoritos: ejercicio, lectura, cosas que tengan que ver con Las Bellas Artes, unirte a grupos afines a tus pasatiempos, etc. Es momento de ponerte creativo.
  1. Miedo a la escasez

Este miedo se presenta de forma natural cuando hablamos de tener los recursos necesarios para subsistir. Sin embargo, también las grandes civilizaciones encontraron que parte de su poder estaba en la acumulación de tierras y riquezas. Hoy día, nuestro miedo a “no tener lo suficiente” a veces no tiene que ver con la acción de subsistencia y bienestar, si no a cada vez querer más, sin lograr satisfacer nunca estas necesidades de consumo desmedido.

 

Tip: Comienza por cambiar la frase:

  • No tengo por ¿realmente lo necesito?
  1. Miedo al fracaso

La necesidad de reconocimiento es natural en el ser humano. Esta nos valida como seres merecedores de atención, vinculación e integración a nuestros diferentes núcleos.

Se vuelve un problema cuando los pensamientos destructivos nos impiden avanzar hacia nuestras metas y sueños. Sirve estar atentos a aquellas acciones que nos pueden ayudar a mejorar, avanzar y aprender. De lo contrario, un miedo excesivo al fracaso te puede llevar a quedarte inmóvil, a no querer avanzar o inclusive, puede crearte ansiedad y traer como resultado una toma de decisiones precipitadas, estrés y cansancio extremo.

 

Tip: No hay mejor forma de reducir el miedo al fracaso que tomando acción:

  • Re-encuadra y revisa tus objetivos.
  • Consulta a expertos en la materia, prepárate, lee, infórmate e integra a tus actividades diarias un plan de acción semanal y mensual para que puedas medir tus avances.
  1. Miedo a enfermar

En épocas pasadas, enfermarse era sumamente peligroso, pues no se contaba con los avances en medicina con los que contamos en la actualidad. Aún no somos infalibles, pero lo cierto es que también nuestros hábitos pueden ayudarnos a prevenir (o no) riesgos en nuestra salud. No obstante, existen personas que llevan este miedo a límites donde más que prevenir, viven con temor a cualquier mínima bacteria, estornudo o alteración en su organismo. Conocemos el término: personas hipocondriacas. La ganancia secundaria de este comportamiento es mostrarnos como personas necesitadas de atención y cuidados, así que puedes reflexionar, si este es tu caso, qué estás necesitando realmente de fondo. Cualquier exceso es carencia de equilibrio y en aquello que te enfocas, seguramente lo materializarás en ti.

 

  1. Miedo a la envejecer o a la muerte

Crear una vida satisfactoria es trabajo de todos los días. Habrá momentos malos, otros llenos de felicidad, alegría y satisfacción. Nadie está exento de pasar por experiencias desagradables. Un día uno de mis grandes maestros me dijo:

“¿Quién se cree el ser humano, que exige al universo no pasar por la adversidad?”.

A veces las cosas no irán tan bien, crecer también es envejecer un cachito cada día y la muerte es lo único seguro que nos pasará desde el momento en que somos concebidos en el vientre materno.

No importa dónde ni en qué situaciones naciste, conocemos de sobra cientos de historias de gente que logró atravesar la adversidad y salió adelante. Una práctica que a mí me sirve mucho cuando ando tirada al drama por la vida, es observar cómo se preparan los atletas paraolímpicos. Definitivamente son mi mayor ejemplo de lucha, tenacidad y fuerza.

 

Envejecer y morir son situaciones que ahí estarán mientras estemos aquí. La forma en que transitemos por este viaje, depende de nosotros.

Pero no todo son malas noticias.

Hoy te tengo un regalo extra. Descarga aquí abajo el PDF con un ejercicio que aplico dentro de mis sesiones de Life Coaching, donde, después de revisar tus propios conceptos de los 5 tipos de miedos más comunes; puedes redefinirlos, es decir, cambiar el significado que tienes de cada uno de ellos de forma que sean conceptos que aporten positivamente a tu desarrollo.

 

¡Les envío un gran abrazo!

Angy Meza

Life Coach Certificada

www.angymeza.com

Facebook: Angy Meza Tú, En Bienestar

Share this:
Facebook Comments

Angy Meza

Con más de 5 años de experiencia en Procesos Emocionales y De Vida, Certificada como Life Coach y Facilitadora en Herramientas de Coaching por El Colegio International de Coaching Integrativo, Desarrollo Humano y Negocios, S.C., además de contar con diferentes Cursos y Workshops en el Instituto Humanista de Psicología Gestalt, Escuela Mexicana de Terapias Alternativas (EMTA) y El Centro Holístico Latinoamericano, hoy me dedico a impartir capacitación personalizada para diferentes procesos emocionales.

Sin respuesta para "5 miedos comunes que necesitas redefinir en tu vida"

    Deja un comentario