Cuatro elementos básicos para lograr una relación íntima sana

Una relación íntima no necesariamente es sinónimo de sexualidad.

Al tener una relación de intimidad puedes decidir compartir o no una relación erótica con alguien o viceversa.
Puedes tener una relación sexual casual con alguien con quien no compartes intimidad.

relación-intima

A lo largo de la vida encontramos en el camino personas con las que
nos nace el deseo de hacer una relación íntima más fuerte y más estrecha,
ya sea de amistad o de pareja; de igual forma también encontramos quienes desde el principio
“no nos laten” para estrechar lazos, aunque ese radar algunas veces parece no funcionar bien e intentamos crear intimidad con alguien que nos traiciona de alguna forma y nos decepciona
o simplemente no tiene el mismo interés que nosotros en crear ese tipo de relación.

Para crear una relación de intimidad es necesaria la aceptación total de la otra persona,
incluyendo esas áreas que requiere mejorar,
y que seamos correspondidos en ese mismo nivel de aceptación, es decir, no puede ser que en una relación solo una de las dos personas se mueva en un nivel profundo de intimidad y la otra persona no.
Al iniciar una relación vamos mostrando partes de nosotros que al principio serán opiniones,
comentarios y actitudes, pero con el tiempo se van revelando aspectos
más profundos como miedos, experiencias internas, dolores, dudas, etc.
y entonces se incrementa la intimidad.

El tiempo y la privacidad serán los elementos que nos permitan
construir una relación profunda;
lo ideal es no mostrar todo de golpe desde el principio de tal forma
que la intimidad vaya aumentando y así voy midiendo si estoy siendo aceptado.
Si hay reciprocidad en la confianza que tengo,
es decir, si me están correspondiendo también con el mismo nivel.
Por ejemplo, si yo platico sobre mis miedos y mis sueños,
y la otra persona solo habla de programas de televisión
y gusto por los deportes sin revelarme algo más de su interior
y esto persiste en el tiempo, significa que no estamos al mismo nivel de intimidad
y puede que haya un riesgo para mí, ya que la otra persona, por los motivos que tenga,
no está sintiendo que soy una persona con la que quiere o puede pasar a un nivel más profundo de intimidad.

También te recomendamos leer: 8 claves para tener una relación sólida
Sin embargo, es importante considerar que no todos tenemos
la capacidad de intimar a la misma velocidad ni en la misma intensidad.
Así que para estos casos se puede platicar con la otra persona expresándole esto para saber cómo se siente.
El miedo a ser rechazado es uno de los enemigos de la intimidad.
Todos en algún grupo al que pertenecemos y/o pertenecimos
hemos vivido la experiencia de no caer bien o no ser aceptado
y la sensación definitivamente no es agradable.
La mayoría también seguramente hemos experimentado
la compañía sincera de otros, amistades
y relaciones de pareja en las que nos hemos sentido aceptados y queridos.
La desconfianza es otro factor que afecta la intimidad,
ya que si se han vivido experiencias dolorosas que no
han podido superarse o se han recibido enseñanzas para no confiar,
resulta todo un reto pasar a niveles profundos de comunicación
sin hacer un trabajo personal para lograrlo.

Algunas señales de alerta para no intimar son las siguinetes:

  • Comportamientos violentos ya sea física o psicológicamente
  • Interesadas en destacar que en relacionarse sinceramente
  • Indiscretas o inseguras, ya que al momento en que confiemos algo importante para nosotros en ellos, no recibiremos una aceptación total
  • Personas sin juicios que nos ayuden a crecer y desarrollar una relación que nos haga sentir amados y respetados.

Aunque no hay nadie perfecto y todos tenemos miedos, dolores
y de alguna forma, alguna incapacidad para desarrollar una intimidad sin límite,
es importante elegir bien con quién compartimos lo que guardamos en nuestro corazón
y como dice esa frase popular:

“Hay que saber elegir con quién complicarnos la vida, problemas para superar los tendremos con todos“

Mary Balsa

Licenciada en Psicología, Maestría en Psicoterapia Gestalt

Diplomado en Sexualidad y Erotismo, en Intervención Sexológica

Máster en Terapia Breve Estratégica

www.sabiduríasexual.com

Share this:
Facebook Comments

Sin respuesta para "Cuatro elementos básicos para lograr una relación íntima sana"

    Deja un comentario