13 consecuencias de vivir con estrés

¡El estrés es más peligroso de lo que te imaginas!

Por Paulina Bonilla

Hoy en día situaciones de la vida como un cambio de casa, una mala relación de pareja, amistades o con los compañeros de trabajo, insatisfacción o sobredemanda laboral, planeación de una feliz boda, un triste divorcio, un negocio en dificultades, la falta de empleo, problemas financieros, pasar muchas horas en el tráfico, entre muchos otras más que puedo mencionar, nos generan situaciones de tensión.

El ser humano se ha visto constantemente involucrado en condiciones que provocan estrés. Si nos situamos en la era del cavernícola, el estrés se podía provocar por no encontrar refugio, no obtener suficiente comida o estar expuesto a los elementos de la naturaleza como el frío o la sequía. Así como prepararse para huir de los depredadores o de los enemigos.

 

 

Nuestro cuerpo en forma de protección hacia esta tensión, genera un cambio en la producción de hormonas. Entre ellas, incrementa el cortisol y a su vez, adrenalina. Es un mecanismo de protección para alertar más al cuerpo, reducir su sueño, fortalecer los músculos para correr y pensar de manera más rápida para sobrevivir.

Nuestro cuerpo se encuentra en estado de alerta extrema porque sin que nosotros nos demos cuenta, biológicamente se prepara para huir o atacar. Y de paso hasta almacena energía extra, para prevenir si no encontramos sustento para mantenernos. Es la razón para aquella inexplicable subida de peso o impedimento para bajarlo a pesar de tantas dietas y del ejercicio.

 

Es normal y nuestro cuerpo está preparado para recibir momentos de tensión y regresar a su estado natural de equilibrio. El problema es cuando se vuelve crónico y no estamos disminuyendo o manejando la fuente de estrés, es entonces cuando empiezan algunas repercusiones por mencionar algunas como:

  • Subir de peso o no poderlo bajar a pesar de dieta y ejercicio.
  • Desbalances hormonales como disminución de libido tanto en hombres como mujeres.
  • Cambios y alteraciones del ciclo menstrual en mujeres.
  • Fatiga, cansancio e insomnio.
  • Fatiga suprarrenal
  • Migrañas y dolores de cabeza constantes.
  • Palpitaciones, taquicardia, elevación de la tensión arterial.
  • Pérdida de apetito o mucho aumento del mismo.
  • Sudoración excesiva.
  • Dolor y tensión muscular en espalda, lumbares y cuello.
  • Disminución de las defensas (gripas o alergias constantes).
  • Caída del cabello.

Al no manejar o tratar cualquiera de las anteriores, nos volvemos “ciegos” y acostumbrados a pensar y a sentir que es una situación normal. Pueden pasar los años y cuando menos nos demos cuenta aparecen otros síntomas y enfermedades más serias como el cáncer, la hipertensión, enfermedades autoinmunes, Alzheimer y Parkinson, entre muchas otras más que se pueden prevenir con el manejo y tratamiento oportuno de los padecimientos del estrés.

El objetivo principal es aumentar la capacidad del cuerpo a soportar y contrarrestar el estrés y sus efectos. Esto mejora el rendimiento físico, mental y emocional. Inténtalo con estos sencillos consejos:

 

 

  1. Consume alimentos alcalinos y altos en antioxidantes. Alimentos como el cacao, la maca, las frutas y todos los vegetales y en especial, los verdes, ayudan a eliminar toxinas de nuestro cuerpo y a mejorar nuestro rendimiento físico y mental. Aumentan nuestras defensas y nos enfermamos menos de gripes o alergias.
  2. Hacer respiraciones. Hacer ejercicios de respiración ayuda a oxigenar mejor nuestro cerebro y nuestro cuerpo. Practiquemos respirar profundamente y ponerle atención a nuestra respiración durante un minuto. Inhala concentrándote en expandir la cavidad del diafragma más que de expandir tus pulmones y exhala por la boca o por la nariz. Practica cada día hasta que logres inhalar, detener y exhalar por 5 segundos cada uno. Si se te facilita, entonces 8 segundos cada uno. Esto mejora tu enfoque mental y concentración, relaja los músculos.
  3. Ejercicio: el ejercicio ayuda a reducir el cortisol (hormona del estrés) y a aumentar las hormonas de la felicidad (dopamina, serotonina, entre otras). Además de que gozas de los beneficios de mantenerte saludable, activo, mejora tu digestión y tu sueño.
  4. Estiramientos: estirar tu cuerpo y hacer ejercicios de flexibilidad, previene contracturas y dolores. Puedes hacerlo cuando te levantas de la cama en la mañana, practica cada que necesites un momento para levantarte de las horas que llevas sentado en tu escritorio, después de pasar mucho tiempo en el tráfico y también después de una rutina de ejercicio. Se recomienda estirar suavemente cada extremidad durante 30 segundos cada una concentrándote en la inhalación o exhalación.
  5. Aumenta la positividad. Deja de ver series y programas de terror, de violencia y criminales, altera inconscientemente la mente y el cuerpo. Mejor habla con una amigo o familiar o mejor aún, pasa tiempo con ellos. Lee libros positivos, creativos o de autoayuda. Deja mensajes positivos en tu armario, baño o en el refri, para que cuando los veas sonrías todos los días.

Estas son algunas recomendaciones para modificar poco a poco la tolerancia, capacidad de manejo y reducción de las repercusiones del estrés y al final prevenir enfermedades más serias. Hay muchas otras recomendaciones más que puedes aprender en el Taller Vive sin Estrés de XPvital para que vivas tu vida al máximo sintiéndote en la mejor versión de ti.

Informes al 5581062845 o a  contacto@xpvital.com

Por: IA y Health Coach Paulina Bonilla Nuño

Share this:
Facebook Comments

Paulina Bonilla Nuño

Ingeniera en Alimentos, Health Coach y Experta en Bienestar. Tiene estudios en desarrollo de productos tanto alimenticios como de cuidado personal, especializada en productos orgánicos y naturales. Consultora para la creación de alimentos, fórmulas, vida de anaquel, nutrimentos de comida y bio-funcionalidad de productos. Colabora contínuamente con XPvital, Lunch Saludable, Mexico Travel Channel y Salud TV. Paulina cuenta con estudios en Institute for Integrative Nutrition de Nueva York, Universidad Iberoamericana en la CDMX y la Universidad Complutense de Madrid. Ha colaborado con distintas empresas y ONGs como emprendedora social. También es expositora en el diplomado de Certificación Coach en Cambio de Hábitos de Grupo Hábitos. Es fundadora de Spise Consulting, Suravani Health Zone y miembro organizador de Bienfest."

Sin respuesta para "13 consecuencias de vivir con estrés"

    Deja un comentario